Núñez, Guillermo

Núñez, Guillermo

Guillermo Núñez: Artista Contemporáneo y Maestro de las Artes Visuales.

La vida de Guillermo Núñez, renombrado pintor, dibujante y maestro de las artes gráficas, se ha caracterizado por su compromiso con la expresión artística contemporánea. Su talento fue reconocido con el prestigioso Premio Nacional de Arte Plásticas en el año 2007, un testimonio de su contribución significativa al mundo del arte.

El 27 de enero de 1930, en Santiago de Chile, Guillermo Núñez vio la luz por primera vez, marcando el comienzo de una trayectoria excepcional en el arte.

En 1944, inició su formación en el Instituto Nacional General José Miguel Carrera, donde tuvo el privilegio de convertirse en discípulo de Gregorio de la Fuente. Luego, en 1949, ingresó a la Escuela de Bellas Artes y a la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, donde, en 1952, fue distinguido con el título de profesor.

En su búsqueda de inspiración y crecimiento artístico, Guillermo Núñez emprendió un viaje a Europa en compañía de su colega, León Schidlowsky. Juntos llegaron a Génova, desde donde continuaron su travesía hasta París en 1953. En la capital francesa, Núñez se sumergió en los estudios de la Biblioteca del Arsenal y de la Ópera, donde se maravilló con las obras de maestros como Rembrandt y Delacroix. Este encuentro con la grandeza del arte lo llevó a contemplar la posibilidad de abandonar la pintura, tal fue el impacto que le causaron.

Fue durante ese período en París que Guillermo Núñez tuvo el privilegio de conocer a Roberto Matta, un destacado pintor cuyo legado en las artes plásticas del siglo presente es incuestionable.

Los viajes de Guillermo Núñez lo llevaron a recorrer distintos países europeos, incluyendo Inglaterra, Italia, Rumanía, Austria, Países Bajos y Bélgica. Su participación en el Festival Mundial de la Juventud en Bucarest y en el Congreso por los Derechos de la Juventud en Viena destacan como hitos importantes en su carrera, mostrando su compromiso no solo con el arte, sino también con las cuestiones sociales y culturales de su tiempo.

1956 marca un hito importante en la carrera de Guillermo Núñez, cuando concluye y presenta su primera exhibición de dibujos en el Instituto Chileno Británico de Cultura de Santiago. Al año siguiente, en 1957, en colaboración con Delia del Carril y Delia Venturelli, funda la renombrada «Galería Sol de Bronce». En ese mismo año, también se une en matrimonio con la actriz y directora teatral Berta Mardones.

El período de 1959 a 1961 fue particularmente significativo, ya que Guillermo Núñez obtuvo una beca otorgada por el Ministerio de la Cultura de Checoslovaquia, lo que lo llevó a viajar a Praga en abril de 1959.

Tras su regreso a Chile, Núñez estableció su taller en la calle Santa Rosa, en una casa que anteriormente había pertenecido a Valenzuela Llanos. En 1963, su obra «América empieza ahora», un homenaje a la Revolución Cubana, le valió el prestigioso premio CAP. En 1965, expuso sus obras en Nueva York, Washington D. C., Oakland y las ciudades de Austin y Fort Worth en Texas. Durante este tiempo, conoció a Maurice Amar y juntos crearon la película «The world of Guillermo Núñez», basada en sus pinturas de esa época.

En el año siguiente, 1966, Núñez comenzó a explorar la fotografía y la serigrafía en sus obras, abordando temas como la Guerra de Vietnam, la invasión a Santo Domingo y la masacre de El Salvador (Chile).

En 1967, Guillermo Núñez desplegó su talento al diseñar los decorados a nivel mundial para la obra teatral de Pablo Neruda, «Fulgor y muerte de Joaquín Murieta». Durante el mismo año, también recibió el segundo premio en el Concurso CRAV por su obra «Take a look around…». Repitió este logro en 1969 con «Héroes para recortar y armar». Además, se encargó de la creación de los decorados y vestuarios para la obra teatral «El evangelio según San Jaime» de Jaime Silva, marcando así su último trabajo en el ámbito teatral.

Sin embargo, la vida de Guillermo Núñez dio un giro dramático en 1974, durante la dictadura de Augusto Pinochet, cuando fue detenido y sometido a torturas por haber dado refugio a un dirigente del MIR en su hogar. Esta experiencia traumática dejó una huella indeleble en su vida. Durante su cautiverio, sus ojos estuvieron vendados y solo se le permitió retirar la venda durante media hora al día. Tras casi cinco meses de detención, el artista planeó una serie de exposiciones para compartir su experiencia vivida.

La primera de estas exhibiciones, titulada «Printuras – Exculturas», consistió en una serie de objetos, principalmente jaulas, destinados a denunciar la situación en el país. Sin embargo, al día siguiente, las autoridades militares lo arrestaron nuevamente, argumentando que la muestra era ofensiva para el gobierno. Meses después, al liberarlo, le entregaron un pasaporte «válido solo para salir del país» y lo exiliaron a Francia, donde vivió durante 12 años.

Did you like this? Share it!

0 comments on “Núñez, Guillermo

Comments are closed.